El Periódico – OLGA PEREDA – 28/03/2011

Una novela narra la huida del penal de San Cristóbal

Carmen Domingo recupera la huida de miles de presos de Franco en ´La fuga´.”España es un país que adolece de falta de memoria histórica”, critica.

Eran presos políticos. Pero, sobre todo, sufrían por el hambre. Con suerte, en el agua caliente de la comida se podían encontrar restos de mondas de patata. Un día, los prisioneros decidieron huir. De los 2.000 hombres retenidos, se escaparon unos 800, pero solo tres consiguieron culminar su objetivo. Los demás fueron apresados de nuevo o asesinados. Estamos en 1938 en el penal de San Cristóbal, una fortaleza ubicada a unos 15 kilómetros de Pamplona, en pleno monte Ezkaba, pulmón de la ciudad. La escritora barcelonesa Carmen Domingo narra en La fuga (Ediciones B) este episodio histórico, uno de los más tremendos y más injustamente olvidados de la guerra civil. “Una de las fugas más grandes y más apasionantes de la historia”, explicó hace días Domingo en Pamplona, donde un grupo de periodistas pudo visitar la fortaleza en la que se ubica la novela, una ficción a partir de hechos históricos.